El IGC es un valor que puede variar levemente en hombres y mujeres. En este artículo te contamos qué porcentaje es el más óptimo.

¿Cuál es el porcentaje de grasa corporal óptimo en hombres y mujeres?

El índice de grasa corporal puede decirte si sufres de sobrepeso.

El índice de grasa corporal es un valor que hace referencia a la cantidad de grasa almacenada que posee una persona, teniendo en cuenta factores como su edad o su sexo.

En el caso de los hombres, un porcentaje óptimo debe rondar sobre el 16-20%, mientras que en las mujeres oscila entre un 20-25%. Esto se debe a que el cuerpo femenino produce más estrógenos y por tanto es más proclive a acumular grasa en ciertas zonas.

Asimismo, es importante apuntar que es normal que este índice vaya aumentando paulatinamente con el paso del tiempo. Gran culpa de esto lo tiene tu metabolismo, que se vuelve más inestable cuando vas cumpliendo años.

LA ALIMENTACIÓN Y EL EJERCICIO SON ESENCIALES A LA HORA DE REDUCIR EL IGC

Para conseguir un índice de grasa óptimo, es necesario practicar hábitos de vida saludables como optar por una dieta sana y equilibrada, junto a una actividad física diaria y constante. Una buena forma de conseguirlo es a través de ejercicios de alta intensidad(también conocidos como ‘HIIT’) y con los que se consiguen resultados en menor tiempo.

¿Cuál es el porcentaje de grasa corporal óptimo en hombres y mujeres?

Es muy importante practicar hábitos de vida saludable para reducir el IGC.

También hay que abandonar el sedentarismo y otros vicios nocivos como el tabaco o el alcohol. De todas formas, si deseas bajar tu IGC, te aconsejamos que te pongas en manos de un nutricionista para que estudie mejor tu caso.

¿CÓMO SE MIDE EL ÍNDICE DE GRASA CORPORAL?

Existen distintos métodos a la hora de medir la grasa corporal. Uno de los más extendidos es el de la antropometría, un sistema que consiste en un conjunto de mediciones dirigidas a las partes más importantes del cuerpo como puede ser el tórax, la cabeza, el torso, los brazos, los muslos, las pantorrillas, la cintura o la cadera.

¿Cuál es el porcentaje de grasa corporal óptimo en hombres y mujeres?

Existen aparatos de bioimpedancia que ofrecen resultados muy precisos.

Para realizar todo esto proceso se utilizan lipocalibres analógicos o digitales. Cuando se tienen todas las muestras, se realizan una serie de cálculos a través de unas ecuaciones para que, de esta manera, se pueda conocer más exactamente el IGC de la persona analizada.

Por otro lado, también hay equipos de bioimpendencia como por ejemplo básculas con sensores eléctricos para las manos y los pies. Se trata de aparatos que envían una corriente de energía entre dos puntos de referencia con las que se puede conocer más detalladamente el porcentaje de grasa acumulada.

Aunque a priori entrenar en un gimnasio pueda parecer sencillo, existen errores en los ejercicios que pueden provocarte una lesión. Hoy te ayudamos a evitarlos.

Si en nuestro artículo sobre «La importancia del entrenamiento de la fuerza» hacíamos mención a los ejercicios básicos (sentadillas, peso muerto, press banca, remo con barra y press militar) que se realizan en un gimnasio, hoy vamos a analizar los errores más comunes en estos ejercicios y en algunos más que la gente suele cometer y que pueden provocar alguna lesión.

ERRORES MÁS HABITUALES EN EL PRESS BANCA

  • Uno de los errores más habituales en el press banca es no llevar la barra hasta el pecho y dejarla a mitad de recorrido. Esto evita precisamente que ganemos fuerza en el rango inicial del movimiento que es donde comenzamos a empujar para levantar la barra.
  • Posicionar los codos a 90 grados respecto del tronco: esto genera cierta inestabilidad en la articulación del hombro que puede provocar a la larga una lesión de cierta importancia. Lo recomendable es un ángulo de 45-60 grados.
  • Vigila el agarre: debemos evitar que, en nuestro agarre, la muñeca «doble» hacia atrás, ya que provocaríamos una tensión excesiva en la zona. Muñeca y antebrazo deben estar alineados como si se tratara de una palanca.

¿QUÉ HAGO MAL EN EL PRESS MILITAR?

  • El error más común al realizar un press militar es arquear excesivamente nuestra espalda. Generalmente esto viene dado por el uso de un peso excesivo, por lo que reduciéndolo estaría solucionado.
  • Evita los balanceos de la espalda: el press militar es un ejercicio en el que si no cuidamos la posición de nuestra espalda, es muy fácil lesionarnos. Evita los balanceos y el arqueamiento de la columna.
  • Cuida tus muñecas: al igual que en el press banca, las muñecas y el antebrazo deben formar una palanca a la hora de empujar hacia arriba.
  • Cuanto más estable, mejor: aunque la posición inicial suele ser con nuestros pies en paralelo, hay quien prefiere situar un pie ligeramente adelantado respecto al otro para ganar en estabilidad.

Trabaja el peso muerto con seguridad para tu espalda, evita la postura de la imagen

CUIDA DE TU ESPALDA EN EL PESO MUERTO

  • El principal error realizando peso muerto es lo que se conoce como «chepada» o arqueamiento de la espalda. Durante todo el movimiento debemos procurar que nuestra espalda esté lo más recta posible.
  • Intenta compactar tu zona central para proporcionar más estabilidad y seguridad durante el movimiento, ya que activar la musculatura lumboabdominal nos ayudará a evitar esos arqueamientos de espalda.
  • Cuida el inicio del movimiento: si al comenzar el movimiento de elevación, comenzamos por elevar nuestro glúteo en lugar de traccionar con nuestras piernas y por tanto elevar todo el cuerpo al mismo tiempo, estaríamos perdiendo alineación y podríamos provocarnos una lesión en la espalda.

REMANDO CON SEGURIDAD

  • El error más común en el remo con barra es la inclinación de nuestra espalda, ya que cuanto más inclinados, mayor tensión generaremos en la musculatura y la columna. Un ángulo óptimo de inclinación estaría en torno a los 45 grados (si quisiéramos un ángulo mayor la recomendación sería colocarnos en un banco inclinado para usarlo de soporte).
  • La posición final de la barra: a la hora de tirar de la barra, debemos procurar que ésta vaya hacia nuestro ombligo, evitando llevarla hacia el pecho (ya que en este caso estaríamos trabajando otra musculatura distinta).
  • Vigila tus codos: al traccionar de la barra, debemos intentar que nuestros codos vayan lo más pegados posible al tronco, con el fin de darle mayor seguridad y estabilidad a nuestros hombros (cuanto más separemos el codo del tronco, mayor inestabilidad se puede generar en la articulación glenohumeral).

Asegura tu espalda cuando hagas sentadillas

UN SENTADILLA SEGURA

  • Vigila tus pies en la sentadilla: para dar mayor seguridad, orienta las punteras de tus pies ligeramente hacia fuera, ya que de esta forma evitaremos que nuestras rodillas se puedan «doblar» hacia dentro y nuestros ligamentos y tendones sufran más de lo debido.
  • Inclinación de la espalda: tu espalda debe estar lo más recta posible. Si te inclinas hacia delante, la barra podría «rodar» y caer sobre tus cervicales.
  • ¿Deben mis rodillas sobrepasar las puntas de mis pies? Hasta hace poco tiempo la respuesta era que no debían sobrepasarlas, pero en los últimos años se ha ido viendo que, si no nos supone una molestia biomecánica que nos limite o dificulte el ejercicio, sí pueden sobrepasar dicha línea.
  • Al igual que en el peso muerto, debemos evitar comenzar el movimiento de empuje elevando nuestro glúteo (para así evitar irnos hacia delante y que la barra se desplace hacia nuestras cervicales). El movimiento de empuje debe partir desde nuestras piernas.

La bicicleta estática aporta una serie de ventajas que resumiremos en este texto

La bicicleta estática es uno de los aparatos más populares desde hace décadas. La sencillez de su funcionamiento e instalación hace que personas de todas las edades acudan a ella para perder esos kilos de más, ya sea desde casa o en desde su gimnasio más cercano.

Sin embargo, los beneficios de la bicicleta estática no acaban exclusivamente aquí. También aporta otra serie de ventajas como estas:

ES MUY SEGURA

Este tipo de bici es mucho más segura que, por ejemplo, la cinta andadora. Esto se debe a que si consigues sentarte en ella de manera erguida y holgada (sin ejercer demasiada presión en los brazos y la espalda) serás menos propenso a sufrir lesiones o molestias en el futuro.

TONIFICA GLÚTEOS, PIERNAS Y RODILLAS

La bicicleta estática es una buena forma de tonificar los glúteos y las piernas. Y es que el simple esfuerzo que haces con el pedaleo te ayudará a decirle adiós a la acumulación de grasa y de celulitis que tanto se produce en esta zona. También fortalece las rodillas ya que al pedalear no se produce demasiada sobrecarga de peso.

OFRECE DISTINTOS NIVELES DE INTENSIDAD

La tecnología de las bicicletas estáticas ha evolucionado tanto con el paso de los años que es posible encontrar modelos más punteros que cuentan con medidores digitales y programas de entrenamiento preinstalados. Gracias a cualquiera de ellos, puedes ponerte una serie de objetivos que se ajusten en todo momento a tus necesidades y forma física.

PERMITE HACER EJERCICIO DESDE CASA

Como bien indica su nombre, la bicicleta estática es una máquina que puedes instalar en cualquier rincón de tu casa. De esta manera, tienes la opción de ponerte en forma por ejemplo en tu dormitorio, algo que te permite perder esos kilos de más (en una sesión de 50 minutos se pierden alrededor de 500 calorías) mientras que al mismo tiempo desconectas del ruido del exterior.

AYUDA A TRATAR EL ESTREÑIMIENTO

Si quieres mitigar los efectos del estreñimiento crónico u ocasional, la bicicleta estática puede ser un buen remedio para conseguirlo. Si acompañas este ejercicio con una dieta sana y equilibrada rica en fibra, seguro que consigues reactivar el tránsito intestinal de manera completamente natural.

Las contracturas musculares pueden llegar a complicarse si no las tratamos de forma correcta.

Como su propio nombre indica, una contractura muscular es un dolor que aparece a raíz de la contracción del músculo tras un esfuerzo. En ocasiones viene acompañado por inflamación de la zona y su dolor puede ir de leve a intenso, impidiéndonos realizar correctamente nuestras rutinas del día a día.

Una postura incorrecta sostenida en el tiempo o un esfuerzo para el que nuestro cuerpo no estaba preparado suelen ser las causas principales de las contracturas.

CÓMO TRATAR UNA CONTRACTURA MUSCULAR PARA RECUPERARNOS DE ELLA

Lo primero para mitigar su impacto e impedir que la lesión empeore es no ignorarla. Si el dolor es leve y no dificulta tu rutina diaria, es posible que cierres los ojos ante el problema. Aunque puedas seguir con tu ritmo de vida habitual, no debes conformarte nunca con el dolor, pues lo único que estarás haciendo es forzar la zona, propiciando que vaya a más.

Para recuperarnos de una contractura muscular, lo más indicado es buscar apoyo en un fisioterapeuta. Este experto nos indicará los mejores ejercicios para ello y, si es necesario, nos aplicará masajes para destensar la zona. Recuerda que siempre debe ser un profesional médico quien realice el masaje con este propósito, pues una mala ejecución podría empeorar la situación.

Otro método para mejorar nuestro estado es aplicar calor local. En los centros de fisioterapia tienen máquinas especializadas para ello, pero en casa también podemos llevarlo a cabo con bolsas de agua caliente o utensilios similares.

Si queremos empezar a practicar deporte poco a poco, los estiramientos que nos recomiende el fisioterapeuta, además de algunos ejercicios en el agua, contribuirán también de forma positiva a nuestra recuperación tras sufrir una contractura muscular.

Algunos ejercicios concretos que nos pueden ayudar son poner el pie sobre una pelota de tenis y moverlo en círculos a velocidad baja – media (si la contractura es en las extremidades inferiores), mover los hombros en círculos bajo el agua (si la contractura es cervical) o, ayudándonos con una cinta elástica apoyada en la cintura, dar un par de pasos hacia atrás y volver a la posición inicial, entre otros.

También es muy importante no forzar de nuevo la zona durante el tratamiento ni en las fases iniciales post recuperación. Si acabamos de salir con éxito de una contractura ocasionada por una mala postura, por ejemplo, y repetimos el hábito, los músculos volverán a resentirse y el proceso comenzará de nuevo.

dolores-espalda

Llara González recuerda que el dolor de espalda es uno de los problemas más comunes, afectando al 80% de las personas en algún momento de sus vidas.

Hay muchas causas que producen en nuestro cuerpo dolores habituales, como los de espalda y de cabeza o cefalea tensional. La entrenadora Llara González nos explica los principales motivos y cómo el entrenamiento y ejercicio físico nos puede ayudar.

La falta de ejercicio físico, el sedentarismo, el paso del tiempo en nuestros organismos, determinadas posturas en las actividades diarias, …, todas estas son las principales causas de sentir “dolores en ciertas partes del cuerpo. Luego nos preguntamos a qué se deben, sin recordar que algunos movimientos o actividades del día anterior pueden ser la causa de ello. Por cotidianas y tranquilas que parezcan”, nos explica Llara González. Esta especialista es entrenadora en Entrenarme, Licenciada en Ciencias de la Actividad Física y del deporte por la Universidad de Valencia y con un Certificado en Entrenamiento funcional en el acondicionamiento neuromuscular por la misma Universidad.

Llara González durante un entrenamiento

Dos de los dolores más habituales se concentran en dos zonas de nuestro cuerpo: la espalda y la cabeza.

DOLOR DE ESPALDA

Llara González recuerda que el dolor de espalda es uno de los problemas más comunes, afectando al 80% de las personas en algún momento de sus vidas. “Normalmente”, afirma, “se produce por un uso excesivo de la columna vertebral, principalmente cuando se trabaja o durante los movimientos cotidianos de la vida diaria”.

Entre las causas más comunes “se encuentran la distensión muscular propia de una sobrecarga; artrosis (estrechamiento de los discos situados entre vértebras); o hernia de discal (producen dolores similares a espasmos que irradian por la pierna). También debido en algunas ocasiones al sobrepeso excesivo, envejecimiento y degeneración o por un esfuerzo repentino causado por un levantamiento incorrecto u torsión”, asegura González.

La entrenadora recuerda que, al contrario de lo que muchos creen, permanecer acostado para tratar los problemas de la espalda no es la mejor opción. Es preferible cuidar la postura desde joven, fortaleciendo toda tu espalda y musculatura abdominal, ya que en la actualidad es difícil evitar permanecer sentado o parado durante mucho tiempo. Es por ello que la mejor solución es un buen trabajo de prevención e higiene postural, cuidando de no sobrecargar en exceso la espalda y prestando especial atención a la hora de levantar objetos pesados.

DOLOR DE CABEZA

La especialista destaca otro dolor bastante habitual: el de cabeza, y uno de los más comunes, la cefalea tensional. Causada principalmente por la tensión en los hombros, el cuello, y la mandíbula.

Este tipo de cefalea puede relacionarse con el estrés, la depresión, la ansiedad, o por una posición anormal. Las molestias o dolores en el cuerpo pueden prevenirse con una serie de recomendaciones, pero también es necesario saber a qué se deben. El ejercicio no sólo puede aliviar tensiones emocionales sino que puede aliviar tensiones posturales, por lo que resulta el mejor remedio para reducir la incidencia de episodios de migraña.

De nuevo, el ejercicio demuestra que es la mejor medicina natural que tenemos, mejora notablemente nuestra calidad de vida, ya sea mejorando el tratamiento de enfermedades o evitando su desarrollo.

La importancia de las proteínas en los deportes de resistencia

Crown Sport Nutrition explica que el peso corporal es uno de los factores más importantes en el rendimiento en deportes de resistencia. Un menor peso corporal nos permitirá ser más eficientes y además reducir el estrés sobre nuestras articulaciones.

La marca de nutrición deportiva Crown Sport Nutrition afirma que, cuando comenzamos a competir, es primordial conseguir un peso óptimo. Las proteínas juegan un importante papel en el peso corporal. De hecho, numerosos estudios han mostrado que las dietas altas en proteínas (1.2-1.6 g/kg/día en población general y hasta 2 g/kg/día en deportistas) son más eficaces para la pérdida de peso que aquellas con un contenido bajo en este macronutriente.

OJO A LA MASA MUSCULAR

Los especialistas de Crown Sport Nutrition informan que, en periodos de restricción calórica (es decir, cuando comemos menos de lo que gastamos) se produce una pérdida de masa muscular. Este aspecto puede tener graves consecuencias para el rendimiento. Además, se produce una disminución de nuestro gasto metabólico, haciendo que cada vez nos sea más difícil perder peso.

Se ha observado, añade, que las dietas altas en proteínas podrían atenuar esa disminución en el gasto metabólico mediante la preservación de la masa muscular. Las proteínas tienen además un mayor efecto saciante que las grasas o los carbohidratos, facilitando así el déficit calórico.

Por ejemplo, un estudio comparó durante 12 semanas los efectos de un desayuno con alto (35 g de proteínas) o bajo (13 g) contenido en proteínas. Los resultados mostraron que el desayuno alto en proteínas evitó las ganancias en masa grasa que sí se observaron en el grupo que consumió un desayuno bajo en proteínas. Además, aquellas personas que desayunaron más proteínas disminuyeron su consumo de calorías durante el día.

PROTEÍNAS Y DIETA

Por lo tanto, las proteínas deben jugar un papel principal en nuestra dieta si somos deportistas, pero especialmente si nuestro objetivo es mantener el peso a raya. Una ingesta óptima de este macronutriente (ej. 25-30 g/comida) nos permitirá saciar nuestro apetito y evitar la pérdida de masa muscular que acompaña a los periodos de restricción calórica.

Pero, ¿podemos tomar un exceso de proteínas sin preocuparnos por ganar peso corporal?

Para contestar esta pregunta, un estudio publicado en JAMA analizó a personas que consumían más de lo que gastaban durante 8 semanas. Unas consumiendo una dieta baja en proteínas (5% de la energía total), otras con un contenido medio (15%) y otras con un contenido alto (25%).

Los resultados mostraron que el grupo que consiguió ese exceso de calorías mediante un menor consumo de proteínas ganó menos peso corporal que los otros grupos. Sin embargo, la ganancia de grasa fue la misma en los tres grupos. Las diferencias estaban en el peso, causadas por un mayor aumento de la masa muscular (junto con un mayor gasto metabólico) en los grupos que consumieron más proteína.

En resumen, un consumo excesivo de proteínas por encima de nuestro gasto energético también puede resultar en un aumento de peso corporal y de masa grasa. Aunque normalmente en estas situaciones el peso corporal aumenta por la mayor masa muscular.

El Tai Chi, la mejor disciplina contra la fibromialgia

Tai Chi 2

El Tai Chi ayuda a los pacientes con fibromialgia y dolores crónicos.

La investigación de la Universidad de Tufts de Boston concluye que el Tai Chi aporta beneficios superiores que el ejercicio aeróbico para los enfermos con dolores crónicos y fibromialgia. La mejora se apreció incluso entre aquellos que habían realizado Tai Chi sólo una vez por semana.

La Universidad de Tufts de Boston ha elaborado un estudio que ha sido publicado en la revista British Medical Journal (BMJ). La investigación descubre que el Tai Chi aporta beneficios superiores que el ejercicio aeróbico para los enfermos con dolores crónicos y fibromialgia.

Los resultados recomiendan reconsiderar las mejores disciplinas para tratar a estos pacientes. Los afectados por este tipo de enfermedades se ven afectados por rigidez muscular, cansancio generado por el propio dolor, así como insomnio y depresión.

Muchos especialistas suelen aconsejar los ejercicios aeróbicos para paliar estos síntomas. Con este estudio se sugiere un nuevo protocolo de ejercicio físico recomendado.

Datos del estudio sobre el Tai Chi

EL ESTUDIO

Los investigadores de la Universidad estudiaron a 226 pacientes que sufrían fibromialgia. Además, no habían practicado nunca Tai Chi ni terapias alternativas en los últimos seis meses. La edad media de los pacientes era de 52 años. De ellos, un 92 por ciento eran mujeres y con un historial clínico de dolor de más de nueve años.

Tras una evaluación inicial, los usuarios se asignaron a grupos aleatorios. Unos fueron dirigidos a un equipo monitorizado con ejercicios aeróbicos supervisados. La actividad se realizó durante 24 semanas, con dos sesiones de una hora por semana.

El grupo de Tai Chi lo practicó durante 12 o 24 semanas, con una o dos sesiones semanales, dependiendo de cada equipo.

Al finalizar, se analizaron todos los cambios, siempre sin retirar ninguna medicación anterior.

MEJORAS SUPERIORES CON EL TAI CHI

Las puntuaciones en el cuestionario posterior determinaron que todos los grupos habían mejorado al finalizar la etapa de ejercicio. Pero aquellos que habían practicado Tai Chi mejoraron notablemente más que el grupo aeróbico.

La mejora se apreció incluso entre aquellos que habían realizado Tai Chi sólouna vez por semana. Los efectos del Tai Chi fueron continuados y no se presentaron incidencias negativas.

La importancia de las proteínas en los deportes de resistencia

La importancia de las proteínas en los deportes de resistencia

Crown Sport Nutrition explica que el peso corporal es uno de los factores más importantes en el rendimiento en deportes de resistencia. Un menor peso corporal nos permitirá ser más eficientes y además reducir el estrés sobre nuestras articulaciones.

La marca de nutrición deportiva Crown Sport Nutrition afirma que, cuando comenzamos a competir, es primordial conseguir un peso óptimo. Las proteínas juegan un importante papel en el peso corporal. De hecho, numerosos estudios han mostrado que las dietas altas en proteínas (1.2-1.6 g/kg/día en población general y hasta 2 g/kg/día en deportistas) son más eficaces para la pérdida de peso que aquellas con un contenido bajo en este macronutriente.

OJO A LA MASA MUSCULAR

Los especialistas de Crown Sport Nutrition informan que, en periodos de restricción calórica (es decir, cuando comemos menos de lo que gastamos) se produce una pérdida de masa muscular. Este aspecto puede tener graves consecuencias para el rendimiento. Además, se produce una disminución de nuestro gasto metabólico, haciendo que cada vez nos sea más difícil perder peso.

Se ha observado, añade, que las dietas altas en proteínas podrían atenuar esa disminución en el gasto metabólico mediante la preservación de la masa muscular. Las proteínas tienen además un mayor efecto saciante que las grasas o los carbohidratos, facilitando así el déficit calórico.

Por ejemplo, un estudio comparó durante 12 semanas los efectos de un desayuno con alto (35 g de proteínas) o bajo (13 g) contenido en proteínas. Los resultados mostraron que el desayuno alto en proteínas evitó las ganancias en masa grasa que sí se observaron en el grupo que consumió un desayuno bajo en proteínas. Además, aquellas personas que desayunaron más proteínas disminuyeron su consumo de calorías durante el día.

PROTEÍNAS Y DIETA

Por lo tanto, las proteínas deben jugar un papel principal en nuestra dieta si somos deportistas, pero especialmente si nuestro objetivo es mantener el peso a raya. Una ingesta óptima de este macronutriente (ej. 25-30 g/comida) nos permitirá saciar nuestro apetito y evitar la pérdida de masa muscular que acompaña a los periodos de restricción calórica.

Pero, ¿podemos tomar un exceso de proteínas sin preocuparnos por ganar peso corporal?

Para contestar esta pregunta, un estudio publicado en JAMA analizó a personas que consumían más de lo que gastaban durante 8 semanas. Unas consumiendo una dieta baja en proteínas (5% de la energía total), otras con un contenido medio (15%) y otras con un contenido alto (25%).

Los resultados mostraron que el grupo que consiguió ese exceso de calorías mediante un menor consumo de proteínas ganó menos peso corporal que los otros grupos. Sin embargo, la ganancia de grasa fue la misma en los tres grupos. Las diferencias estaban en el peso, causadas por un mayor aumento de la masa muscular (junto con un mayor gasto metabólico) en los grupos que consumieron más proteína.

En resumen, un consumo excesivo de proteínas por encima de nuestro gasto energético también puede resultar en un aumento de peso corporal y de masa grasa. Aunque normalmente en estas situaciones el peso corporal aumenta por la mayor masa muscular.

El dolor de espalda, lumbar y cervical, los más comunes en los españoles

El dolor de espalda, lumbar y cervical, los más comunes en los españoles

En este sentido, los datos desvelan que España es el cuarto país de los participantes en el estudio con más incidencia del dolor corporal (71%) frente al de cabeza (29%), solo superados por Portugal, Canadá y Australia.

El Barómetro del dolor, promovido por Voltadol, analiza por segundo año consecutivo el impacto del dolor en la población. El estudio refleja que uno de cada tres españoles sufre dolor a diario. España se sitúa por encima de la media global en diagnóstico profesional.

El Barómetro del dolor es un el estudio promovido por Voltadol que analiza el impacto del dolor en la población. Según sus resultados, el 93 por ciento de los españoles ha sufrido algún tipo de dolor en los últimos 12 meses, tres puntos por encima de la media global (90%).

De hecho, el 34 por ciento de los españoles reconoce experimentar a diario algún tipo de dolor, mientras que el 29 por cierto afirma sufrirlo semanalmente.

La encuesta, que se ha elaborado a nivel global con datos de más de 24.000 personas de 24 países diferentes, demuestra que, en España, el dolor corporal es el más común, por encima del dolor de cabeza.

En este sentido, los datos desvelan que España es el cuarto país de los participantes en el estudio con más incidencia del dolor corporal (71%) frente al de cabeza (29%), solo superados por Portugal, Canadá y Australia.

En lo que respecta al dolor corporal, el estudio muestra que el más común entre los españoles es el dolor de espalda (95%), seguido del de lumbares (91%) y cervical (89%).

“Los datos del Barómetro vuelven a poner de manifiesto que el dolor está mucho más presente en nuestra vida cotidiana de lo que pensamos. Desde el área de tratamiento del dolor de GSK, donde contamos con marcas líderes como Voltadol, creemos que el paso inicial es conocer todas las facetas del dolor y como la población se enfrenta a él”, afirma la Directora General de GSK Consumer Healthcare Iberia, Helen Tomlinson.

AFECTA AL DÍA A DÍA

Si bien es cierto que cada país convive con el dolor de una manera distinta, todos coinciden en las consecuencias que tiene en la calidad de vida. Más allá del propio impacto físico que el dolor provoca, el 88 por ciento de los españoles considera que el dolor afecta a su bienestar general.

Los españoles consideran que el dolor causa un impacto negativo en su vida cotidiana, tanto a nivel social (75%), familiar (69%) o amorosa (65%). Afecta no sólo a sus vidas, sino también a los que les rodean (48%). Además, según la encuesta, el dolor también afecta al sueño de los españoles (57%).

En el estudio, la fisioterapeuta Cristina García García declara que “en las consultas de fisioterapia tenemos dos perfiles claramente definidos. Aquellos individuos con una vida sedentaria, que presentan malos hábitos posturales y cargan pesos de manera inadecuada. Y aquellos más activos, pero que realizan actividades físicas mal ejecutadas, sin un plan de entrenamiento definido ni calentamientos o estiramientos asociados. En ambos casos, la población sufre dolores músculo-esqueléticos que debe solucionar a la mayor brevedad posible para que las lesiones no aumenten y/o no se repitan”.

EL IMPACTO DEL DOLOR EN LA ECONOMÍA

El dolor también tiene un efecto negativo en el plano laboral y en la economía. De esta manera, el Barómetro de Dolor refleja que el 72 por ciento de los españoles asegura que el dolor impacta en su vida profesional. Y es que, según lo extraído del estudio, más del 80 por ciento considera que el dolor le hace ser menos productivo en el trabajo y a la vez les provoca estar menos motivados (85%).

Estos datos, sin duda, tienen un efecto alarmante en la economía. Según el Barómetro del Dolor, cada español faltó una media de 7 días en 2017 al trabajo a causa del dolor lo que supuso una pérdida de 11.129 millones de euros a la economía nacional. La cifra de días pagados y no trabajados debido al dolor es mucho mayor entre los hombres (8,8 días de media) que entre las mujeres (5 días).

 LA RELACIÓN CON EL PROFESIONAL DE LA SALUD

Según el Barómetro del Dolor, la mayoría de los españoles acude al médico (88%) o al farmacéutico (65%) con el objetivo de encontrar ayuda para aliviar el dolor. De hecho, durante el último año, el 67 por ciento buscó diagnóstico en un profesional de la salud (médicos 53%, fisioterapeutas o farmacéuticos 14%) frente a un 32 por ciento de españoles que fueron diagnosticados por amigos o familia o incluso por ellos mismos. Estas cifras demuestran que España se sitúa por encima de la media global (48%) en cuanto a diagnóstico en manos de un profesional.

En definitiva, los españoles aseguran sentirse bastante satisfechos con sus visitas al médico, tanto que el 58 por ciento afirma salir de la consulta de su doctor con una respuesta clara sobre su dolor. Mientras que el 45 por ciento considera que su visita al farmacéutico fue útil en la gestión de su dolor.

ALIVIAR EL DOLOR

Otra de las conclusiones arrojadas en el estudio es que España es uno de los países que menos barreras encuentra a la hora de acceder al alivio del dolor. Según el Barómetro, España tiene la tasa más baja de todos los países participantes en dificultad de acceso a la medicación. Sólo un 10 por ciento de españoles cree que hay poco acceso a los medicamentos y tan sólo un 8 por ciento considera que el coste de éstos sea un problema para aliviar su dolor.

Sin embargo, a nivel administración la percepción no es tan favorable. El 58 por ciento de los españoles desearía que las autoridades hicieran más para ayudar a la gente a controlar su dolor, ya que, según los datos obtenidos en el estudio, tan sólo un 17 por ciento reconoce tener completamente controlado su dolor, lo que significa que aún queda mucho trabajo por hacer a nivel de concienciación y conocimiento sobre el dolor en nuestro país.

SOBRE EL BARÓMETRO DEL DOLOR

El Barómetro del Dolor ha sido elaborado por Edelman Intelligence, consultora internacional de análisis e investigación estratégica, que cuenta con más de 150 expertos, consultores y analistas. Las entrevistas se realizaron a través de una encuesta online de 30 minutos de duración en 24 mercados y con más de 24.000 individuos entrevistados, con una muestra representativa por edad, sexo y cuota por región.

Großes Frühstück mit Cornflakes, Croissants, Obst, Kaffee und Orangensaft

¿Quieres perder peso pero te has estancado? El ejercicio es un componente que ayuda a perder kilos pero la verdad es que, aunque te pases horas en el gimnasio dándolo todo, nada funcionará si tienes una dieta que no es saludable. Incluso si tienes cuidado con lo que tomas, hay algunas equivocaciones a la hora de señalar lo que es sano y lo que no.

Hombre midiéndose la cintura

Además de evitar los saboteadores más típicos, como los refrescos y la comida basura, es posible que tu cuerpo esté reaccionando a alimentos que suelen pasar por sanos y producen una inflamación crónica en el cuerpo, impidiendo que progresemos con nuestras metas.

Mantenerte activo es un componente crucial en cualquier programa de vida sana, pero saber qué alimentos evitar es el primer paso para lograr tus objetivos de pérdida de peso.

ALIMENTOS AZUCARADOS

No hay ni que decir que cuando se intenta perder peso hay que reducir la cantidad de dulces, postres, bebidas, etc. Pero además de evitar esas bombas de azúcar también es importante evitar los azúcares ocultos. El azúcar se oculta en alimentos como cereales, pan y otros granos, barritas de granola, zumos, bebidas para deportistas y energéticas, barritas y polvos sustitutivos, yogures, bollería, aliños y salsas, fruta seca y muchísimo más.

Estos alimentos cargados de azúcar no sólo ralentizarán tu pérdida de peso, sino que también te llevarán a tener antojos, te robarán energía y concentración, dañarán tu sistema inmunológico e incluso aumentarán el riesgo de padecer diabetes. Para evitar consumir alimentos con mucho azúcar, asegúrate de que lees las etiquetas de los alimentos y que conoces todos los pseudónimos del azúcar, como la fructosa, la glucosa, el sirope de arroz, el sirope de maíz, la maltodrxtrina, entre otros azúcares.

Cucharada con terrones de azúcar

ALIMENTOS ULTRAPROCESADOS

Los alimentos procesados son una de las principales razones por las que se gana peso y por las que es casi imposible perderlo. Con alimentos genéticamente modificados, edulcorantes artificiales, productos de soja procesados, aceites vegetales (como el de colza o girasol) y carnes de mala calidad, los alimentos procesados se convierten en amenazas serias para la salud. Todos estos químicos, antibióticos y disruptores endocrinos crean un desajuste hormonal que contraataca tus esfuerzos por perder peso.

Así que cambia los alimentos envasados por alimentos frescos y orgánicos para perder un par de kilos y mantener una buena salud.

GLUTEN

Según Beyond Celiac, aproximadamente 18 millones de estadounidenses tienen una sensibilidad al gluten. Eso quiere decir que aunque den negativo en las pruebas de celiaquismo, el gluten puede producir respuestas negativas e inflamatorias en el cuerpo. Esta sensibilidad o intolerancia puede ser contraproducente a la hora de perder peso y provocar otros problemas de salud.

Para comprobar la sensibilidad a las alergias más comunes, sólo tienes que probar una dieta de eliminación. Elimina el gluten y otros alimentos sospechosos durante unas tres semanas. Después, vuelve a incorporarlos a la vez, comiéndolos diariamente durante 1-2 semanas y llevando un registro de los síntomas. Evitar el gluten puede ser complicado porque se esconde en muchos alimentos. Pero cuando se trata de alimentos horneados es fácil encontrar opciones sin gluten que incluyen almendras, coco o harina de garbanzos.

Tarros de comida

LÁCTEOS

Los lácteos, como el gluten, son un alérgeno común que causa inflamación. Además, la inflamación es la causa de muchas enfermedades, como la obesidad. Si eres intolerante a la lactosa o tienes alergia a la leche, los lácteos te pueden producir síntomas nada agradables, como la hinchazón o problemas digestivos.

Eliminar los lácteos de la dieta te puede ayudar a saber si tienes sensibilidad a la leche de vaca. Durante la fase de eliminación te recomiendo beber leche de coco, de almendra, de oveja o de cabra, ya que están exentas de hormonas, antibióticos y del intenso procesamiento al que se somete la de vaca. También suelen ser más fáciles de digerir.

Otro punto sobre las dietas de eliminación: hay ocho alimentos que suponen el 90% de las alergias alimentarias. Son la leche, los huevos, los cacahuetes, los frutos secos, el gluten, la soja, el pescado y el marisco. Si quieres intentar llevar una dieta de eliminación para reducir la inflamación, curar el cuerpo y perder unos kilos, es posible que tengas que eliminarlos todos.

ALIMENTOS BAJOS EN GRASA

Las grasas se llevan toda la mala fama, pero tomar grasas saludables como las del aguacate, el coco, la mantequilla, la mantequilla clarificada, el aceite de oliva virgen extra y otras fuentes de ácidos grasos omega 3 pueden ayudarte a perder peso. Algunos estudios incluso demuestran que las dietas ricas en grasas queman más calorías que las bajas en grasas.

Aguacate

De hecho, la dieta cetogénica (baja en carbohidratos y alta en grasas) ha ganado en popularidad en los últimos años. Esta dieta funciona porque elimina la glucosa, el combustible que el cuerpo suele usar para tener energía. El cuerpo humano no puede producir glucosa por sí solo y sólo tiene una 24 horas para estar disponible en los músculos y el hígado. Así que una vez que la glucosa ya no está disponible en los alimentos, el cuerpo empieza a quemar la grasa acumulada en lugar de la energía.

Así que no te centres tanto en las grasas y opta por grasas saludables para llenarte, quemar más calorías y tener más energía. La dieta cetogénica quema alrededor de un 40% de grasa, un 30% de proteína y un 30% de carbohidratos, pero estos números pueden variar dependiendo de tus objetivos y de tu forma física.

Si eliminas estos posibles alérgenos de tu dieta, junto con el azúcar y la comida procesada y tomas más grasas saludables, ¡avanzarás mucho más con tus objetivos de pérdida de peso!