El mijo nos ayuda a reducir la presión arterial, previene la diabetes y es un gran aliado de nuestros músculos.

El mijo es un tipo de semilla con más de 10.000 años de antigüedad y muy popular entre los deportistas. Este grano contiene una fuente importante de energía, razón por la cual nos ayuda bastante si practicamos actividad física de forma regular y/o intensa. Además, aporta otros beneficios a nuestra salud gracias a su alto contenido en micronutrientes.

VALORES NUTRICIONALES DEL MIJO

Sin embargo, para entender el alcance de estos beneficios, primero hay que conocer cuáles son sus valores nutricionales más destacados. Unos datos que representan 100 gramos de dicho producto. Para empezar, el mijo contiene 11 gramos de proteínas y 64.4 gramos de carbohidratos. En ambas sustancias encontramos la principal fuente de energía que nos aporta y su incidencia sobre la musculatura. Como ya sabes, los hidratos y las proteínas son básicos en la dieta de todo deportista.

Su contenido en grasas es principalmente de tipo insaturado, por lo que participa activamente en la prevención de ciertas enfermedades cardiovasculares. Por su parte, la dosis de vitaminas del mijo es escasa, pero cobran una especial relevancia los minerales. Entre ellos, los tres con mayor presencia son el fósforo (285 mg), el potasio (195 mg) y el magnesio (114 mg). A grandes rasgos, el fósforo refuerza nuestra concentración, mientras que el potasio evita los calambres y el magnesio actúa como relajante muscular.

OTROS BENEFICIOS DEL MIJO

Mientras repasábamos los valores nutricionales del mijo, hemos ido conociendo algunos de sus beneficios más significativos. Referentes a la salud en general, esta semilla ayuda a reducir el colesterol, es muy digestiva, disminuye el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas, previene la diabetes y limpia nuestro organismo de toxinas.

En relación a la actividad deportiva, el mijo se centra en darnos el aporte energético que necesitamos para mejorar nuestro rendimiento. Además, es un gran aliado de nuestros músculos. El potasio participa en la transmisión de los impulsos nerviosos de los músculos, controlando su contracción, reduciendo la inflamación y evitando los temidos calambres ocasionados por el sobreesfuerzo. El magnesio también influye en el sistema nervioso, pero en su caso como relajante muscular. Una dieta baja en magnesio podría provocarnos calambres, debilidad, fatiga, espasmos o mialgias, entre otros síntomas.

Ten en cuenta que estos dos minerales se pierden en gran medida a través de la sudoración, por eso debemos cuidar su consumo a través de la dieta con ingredientes como el mijo.

La pregunta que se hacen muchos deportistas que sufren el desgaste de su rodilla

¿Hay algo que pueda tomar que realmente me ayude con el desgaste de los cartílago de mi rodilla?

Tomar algo que por sí mismo vaya a hacer desaparecer las molestias en tus rodillas no existe. Si bien hay una serie de medidas que en el consultorio de lesiones deportivas de Sportlife aconsejo realizar sobre condro protección. Consisten en aplicar todas aquellas acciones dirigidas a prevenir, frenar o rehabilitar el cartílago articular lesionado. Entre ellas están tomar complementos nutricionales como la membrana de la cáscara del huevo, el condroitin sulfato y la glucosamina que están avalados por la Liga Europea de reumatología, el colágeno, los mucopolisacáridos, o minerales y vitaminas que todos ellos pueden ser de utilidad

. Si bien es cierto una alimentación sana, variada y equilibrada va a aportar todos los nutrientes necesarios para que la salud articular no se vea comprometida, soy de la opinión que determinados complementos pueden ser de utilidad en casos concretos y por ello te animo a que los pruebes y valores si a ti te son beneficiosos. De lo que si estoy convencido por propia experiencia y por la evidencia científica que hay al respecto, es de la importancia de realizar ejercicio físico con una buena praxis. Ese desgaste de cartílago muchas veces está ligado a alteraciones biomecánicas y a sobrecargas en deportes de resistencia, aunque soy consciente de que su deterioro también tiene una fuerte carga genética.

Pensar que por tomar un complemento nutricional las molestias van a desaparecer es algo baladí, estoy convencido que es con la realización del cómputo general de todas las medidas de condro protección con las que se logra evolucionar favorablemente Entre ellas aprender que posturas son saludables para tus rodillas y cuáles no, evitar permanecer sentado mucho tiempo en la misma posición, de cuclillas o de rodillas porque estresan el cartílago articular. Y aunque en la pérdida de la función amortiguadora y protectora que el cartílago tiene en la articulación depende de muchos factores, no quiero dejar de recordar que las molestias que padeces pudieran estar causadas por una alteración de la mecánica de la articulación de la cadera.

Ponerte en manos de un entrenador que paute los ejercicios de fortalecimiento de la musculatura que afecta no solo a la dinámica de tus rodillas sino también de tu cadera te resultarán de gran ayuda a la hora de frenar la degeneración del cartílago articular. Hay muchas pautas respecto al fortalecimiento de la musculatura del cuádriceps como principal protagonista en la extensión de la rodilla, pero en ocasiones la alteración biomecánica se produce por inhibición de los músculos glúteos.

Estos se debilitan al pasar muchas horas sentado, lo que provoca una desestabilización de la cadera desalineando las extremidades y esto hace que las rodillas trabajen en una disposición inadecuada con el consiguiente estrés y mayor desgate del cartílago articular. Por ello debes añadir en tu preparación física la realización de ejercicios el fortalecimiento de de los glúteos* (1), con un mayor protagonismo del glúteo medio que es el principal abductor del fémur y estabilizador de la cadera. Está comprobado que mediante la realización de ejercicios simples se puede tener una reducción en la incidencia de dolor patelo femoral. Ejercicios como los realizados contra la resistencia de una goma elástica colocada en los tobillos, realizando aperturas de piernas y rotaciones externas, ¼ de sentadilla, apoyos unipodales subiendo y bajando lateralmente un escalón, ejercicios de equilibrio y propiocepción en diferentes grados de flexión de rodilla, o el “single leg dead lift” entre otros. También debes asegurar una óptima posición de pedaleo que permita un correcto alineamiento de tus piernas. Para ello necesitas un análisis biomecánico de tu posición y una valoración de la estabilidad del pie sobre el pedal para asegurar que el “track” o el recorrido que hace tu rótula al pedalear sea correcto. En cuanto a la carrera a pie como demostró Tracy Dierks *(3), los corredores que realizaron paralelamente al trabajo de fuerza de glúteo un trabajo de técnica de carrera, lograron cambios más significativos en la biomecánica después de 6 semanas e informaron que sus dolores de rodilla se habían reducido. Por ello es necesario que realices también ejercicios de técnica de carrera orientados a mejorar la coordinación neuromuscular que permitan absorber mejor las cargas, reducir los impactos al apoyar el pie en el suelo y estabilizar la pisada mejorando la propulsión.

Yo personalmente más que “tomar algo” soy partidario de pasar a la acción y realizar todas esas medidas de condro protección que te comento, que permitirán reducir las molestias de tus rodillas para poder seguir practicando triatlón durante toda tu vida.

Referencias:

1* Nascimento, LR, et col (2018). El fortalecimiento de la cadera y la rodilla es más efectivo que el fortalecimiento de la rodilla solo para reducir el dolor y mejorar la actividad en individuos con dolor patelofemoral: una revisión sistemática con metanálisis. Revista de terapia física ortopédica y deportiva.

2* Gluteus Medius: Applied Anatomy, Dysfunction, Assessment, and Progressive Strengthening. Strength & Conditioning Journal. October 2008 – Volume 30 – Issue 5 – pp 41-53.

3* Tracy Dierks. Indiana University 2010. The Effects of Running in an Exerted State on Lower Extremity Kinematics and Joint Timing. Journal of Biomechanics.

Großes Frühstück mit Cornflakes, Croissants, Obst, Kaffee und Orangensaft

¿Quieres perder peso pero te has estancado? El ejercicio es un componente que ayuda a perder kilos pero la verdad es que, aunque te pases horas en el gimnasio dándolo todo, nada funcionará si tienes una dieta que no es saludable. Incluso si tienes cuidado con lo que tomas, hay algunas equivocaciones a la hora de señalar lo que es sano y lo que no.

Hombre midiéndose la cintura

Además de evitar los saboteadores más típicos, como los refrescos y la comida basura, es posible que tu cuerpo esté reaccionando a alimentos que suelen pasar por sanos y producen una inflamación crónica en el cuerpo, impidiendo que progresemos con nuestras metas.

Mantenerte activo es un componente crucial en cualquier programa de vida sana, pero saber qué alimentos evitar es el primer paso para lograr tus objetivos de pérdida de peso.

ALIMENTOS AZUCARADOS

No hay ni que decir que cuando se intenta perder peso hay que reducir la cantidad de dulces, postres, bebidas, etc. Pero además de evitar esas bombas de azúcar también es importante evitar los azúcares ocultos. El azúcar se oculta en alimentos como cereales, pan y otros granos, barritas de granola, zumos, bebidas para deportistas y energéticas, barritas y polvos sustitutivos, yogures, bollería, aliños y salsas, fruta seca y muchísimo más.

Estos alimentos cargados de azúcar no sólo ralentizarán tu pérdida de peso, sino que también te llevarán a tener antojos, te robarán energía y concentración, dañarán tu sistema inmunológico e incluso aumentarán el riesgo de padecer diabetes. Para evitar consumir alimentos con mucho azúcar, asegúrate de que lees las etiquetas de los alimentos y que conoces todos los pseudónimos del azúcar, como la fructosa, la glucosa, el sirope de arroz, el sirope de maíz, la maltodrxtrina, entre otros azúcares.

Cucharada con terrones de azúcar

ALIMENTOS ULTRAPROCESADOS

Los alimentos procesados son una de las principales razones por las que se gana peso y por las que es casi imposible perderlo. Con alimentos genéticamente modificados, edulcorantes artificiales, productos de soja procesados, aceites vegetales (como el de colza o girasol) y carnes de mala calidad, los alimentos procesados se convierten en amenazas serias para la salud. Todos estos químicos, antibióticos y disruptores endocrinos crean un desajuste hormonal que contraataca tus esfuerzos por perder peso.

Así que cambia los alimentos envasados por alimentos frescos y orgánicos para perder un par de kilos y mantener una buena salud.

GLUTEN

Según Beyond Celiac, aproximadamente 18 millones de estadounidenses tienen una sensibilidad al gluten. Eso quiere decir que aunque den negativo en las pruebas de celiaquismo, el gluten puede producir respuestas negativas e inflamatorias en el cuerpo. Esta sensibilidad o intolerancia puede ser contraproducente a la hora de perder peso y provocar otros problemas de salud.

Para comprobar la sensibilidad a las alergias más comunes, sólo tienes que probar una dieta de eliminación. Elimina el gluten y otros alimentos sospechosos durante unas tres semanas. Después, vuelve a incorporarlos a la vez, comiéndolos diariamente durante 1-2 semanas y llevando un registro de los síntomas. Evitar el gluten puede ser complicado porque se esconde en muchos alimentos. Pero cuando se trata de alimentos horneados es fácil encontrar opciones sin gluten que incluyen almendras, coco o harina de garbanzos.

Tarros de comida

LÁCTEOS

Los lácteos, como el gluten, son un alérgeno común que causa inflamación. Además, la inflamación es la causa de muchas enfermedades, como la obesidad. Si eres intolerante a la lactosa o tienes alergia a la leche, los lácteos te pueden producir síntomas nada agradables, como la hinchazón o problemas digestivos.

Eliminar los lácteos de la dieta te puede ayudar a saber si tienes sensibilidad a la leche de vaca. Durante la fase de eliminación te recomiendo beber leche de coco, de almendra, de oveja o de cabra, ya que están exentas de hormonas, antibióticos y del intenso procesamiento al que se somete la de vaca. También suelen ser más fáciles de digerir.

Otro punto sobre las dietas de eliminación: hay ocho alimentos que suponen el 90% de las alergias alimentarias. Son la leche, los huevos, los cacahuetes, los frutos secos, el gluten, la soja, el pescado y el marisco. Si quieres intentar llevar una dieta de eliminación para reducir la inflamación, curar el cuerpo y perder unos kilos, es posible que tengas que eliminarlos todos.

ALIMENTOS BAJOS EN GRASA

Las grasas se llevan toda la mala fama, pero tomar grasas saludables como las del aguacate, el coco, la mantequilla, la mantequilla clarificada, el aceite de oliva virgen extra y otras fuentes de ácidos grasos omega 3 pueden ayudarte a perder peso. Algunos estudios incluso demuestran que las dietas ricas en grasas queman más calorías que las bajas en grasas.

Aguacate

De hecho, la dieta cetogénica (baja en carbohidratos y alta en grasas) ha ganado en popularidad en los últimos años. Esta dieta funciona porque elimina la glucosa, el combustible que el cuerpo suele usar para tener energía. El cuerpo humano no puede producir glucosa por sí solo y sólo tiene una 24 horas para estar disponible en los músculos y el hígado. Así que una vez que la glucosa ya no está disponible en los alimentos, el cuerpo empieza a quemar la grasa acumulada en lugar de la energía.

Así que no te centres tanto en las grasas y opta por grasas saludables para llenarte, quemar más calorías y tener más energía. La dieta cetogénica quema alrededor de un 40% de grasa, un 30% de proteína y un 30% de carbohidratos, pero estos números pueden variar dependiendo de tus objetivos y de tu forma física.

Si eliminas estos posibles alérgenos de tu dieta, junto con el azúcar y la comida procesada y tomas más grasas saludables, ¡avanzarás mucho más con tus objetivos de pérdida de peso!

Sugar Alternatives

El azúcar nos aporta calorías, pero ningún mineral esencial. Esto significa que cuando consumes azúcar estás consumiendo calorías vacías. Dado que a la gente le gusta consumir productos dulces, el azúcar se le añade a muchísimos alimentos. De hecho, el 80% de la comida envasada contiene azúcar añadido. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda consumir un máximo de 50 gramos de azúcar al día (como máximo el 10% de la ingesta total de calorías diaria). Esa cantidad equivale a 12 cucharaditas para un adulto. Ceñirse a unas 6 cucharaditas sería incluso mejor según la OMS.

Desde la miel hasta la estevia, hay montones de sustitutos del azúcar en el mercado hoy en día que dicen ser saludables. Pero, ¿es verdad?

1. MIEL

La miel es un producto natural. La producen las abejas recolectando el néctar de las flores, descomponiéndolo en azúcares simples y almacenándolo en sus colmenas.

¿Lo sabías?: La miel tiene muchas vitaminas y minerales esenciales. Además es uno de los edulcorantes más antiguos del mundo.

Miel

SUS PROS:

La miel se ha usado como agente curativo en la medicina natural. Es antiinflamatoria, antibacteriana y antiséptica. Si la combinas con jengibre, la miel puede ser muy efectiva contra los resfriados.

SUS CONTRAS:

Deberías saber que 100 gramos de miel de flores contiene 310 calorías. Así que es casi tan calórica como el azúcar blanco. Así que la miel no te ayudará a ahorrar en calorías.

¡Cuidado! Los niños de menos de un año no deberían tomar miel. Este edulcorante natural puede contener una bacteria que puede crecer en el sistema digestivo de los niños de esta edad llegando a causar botulismo. La miel también aumenta el riesgo de caries igual que el azúcar.

2. MELAZA DE ABEDUL (XILITOL)

El xilitol es un azúcar alcohol (E 967) que se usa como sustituto del azúcar y es más conocido como melaza de abedul. El xilitol es un componente natural en algunas verduras y frutas (como la coliflor, los frutos del bosque o las ciruelas). Esta melaza se puede producir de forma industrial convirtiendo el xilano (una hemicelulosa) en xilosa a través del proceso de hidrólisis. Después se procesará para obtener el xilitol. Sin embargo, dado que este proceso es muy caro, este edulcorante se produce de forma más frecuente obteniéndolo de las mazorcas de maíz.

Azúcar de abedul

LOS PROS:

La melaza de abedul tiene alrededor de un 40% menos calorías que el azúcar refinado y no eleva los niveles de azúcar en sangre cuando lo tomas. Además, no produce caries.

LOS CONTRAS:

El xilitol contiene unas 240 calorías por cada 100 g. Tomar grandes cantidades (20-30 g) puede llevar a tener flatulencias o diarrea severa. Como no hay muchos estudios realizados sobre el xilitol, debería tomarse con precaución aunque se anuncie como edulcorante saludable.

¡Cuidado! El azúcar de abedul es peligroso para los perros. Este sustituto del azúcar puede causar daños severos en el hígado de los animales. Así que si tienes un perro ten cuidado cuando uses la melaza de abedul para cocinar.

3. ESTEVIA

El glucósido de esteviol es un nuevo sustituto del azúcar que se extrae de una planta de América del Sur llamada stevia rebaundiana. La estevia se lleva usando como aditivo alimentario en Estados Unidos desde 2008. En Europa, este sustituto del azúcar se vendió inicialmente como un complemento para el baño, ya que se supone que es bueno para la suavidad de la piel.

Dato interesante: La estevia es 400 veces más dulce que el azúcar blanco.

Estevia y azúcar

LOS PROS:

La estevia no tiene calorías y no daña los dientes. Tampoco influye en los niveles de azúcar en sangre, por lo que puede ser consumida por los diabéticos.

LOS CONTRAS:

La estevia que se añade a los alimentos es un extracto químico (E 960) así que no contiene nutrientes esenciales. La estevia puede ser más dulce que el azúcar, pero deja un sabor amargo después. Te recomendamos que uses este sustituto con moderación ya que todavía no hay muchos estudios sobre sus efectos.

4. SIROPE DE AGAVE

El sirope de agave o néctar de agave se produce del jugo de una planta que crece en México. Este edulcorante sabe como la miel pero tiene un sabor y consistencia más ligeros.

Sirope de agave

LOS PROS:

A diferencia del azúcar normal, el sirope de agave contiene metabolitos, vitaminas y minerales. Este sustituto del azúcar es más líquido que la miel así que se disuelve mejor en alimentos y bebidas. Además es una opción vegana.

LOS CONTRAS:

El sirope de agave tiene más o menos el mismo número de calorías que la miel así que no es más ligero que el azúcar. Como es muy alto en fructosa tiene un índice glucémico bajo pero una toma de fructosa elevada durante mucho tiempo puede ser mala para la salud a largo plazo: puede elevar los niveles de grasa en la sangre y desencadenar en un hígado graso.

¿Lo sabías?: El índice glucémico indica el efecto de los alimentos altos en carbohidratos en tus niveles de azúcar en sangre. La glucosa pura se usa como referencia ya que tiene un valor de 100.

5. AZÚCAR DE COCO

Este azúcar es un sustituto hecho del néctar de la flor del cocotero. Su sabor es parecido al del caramelo.

Azúcar de coco

LOS PROS:

Se dice que el azúcar de coco contiene muchas vitaminas y minerales, que incluyen magnesio, hierro y zinc.

LOS CONTRAS:

El azúcar de coco tiene un índice glucémico más bajo que el azúcar, pero esto se debe a su alto contenido en fructosa, como en el caso del sirope de agave. Además, este edulcorante se vende a 20 euros el kilo, así que no es muy económico que digamos. Pero esto no debe sorprenderte ya que se recolecta a mano. Este sustituto del azúcar es considerado un alimento de lujo.

En resumen: Muchas alternativas al azúcar se consideran más sanas de lo que son en realidad. Muchas contienen altos niveles de fructosa o se extraen de forma química. Así que te recomendamos que uses estos sustitutos de azúcar con moderación. O intenta eliminar algo de dulce de tu dieta. Piénsalo: “¿Realmente tengo que echarle azúcar al café?”

                                                           smoothies-entrenamiento

Podemos aprovechar las frutas de verano para preparar unos deliciosos smoothies pre o post entreno.

Con la llegada del verano y del buen tiempo, los días son más largos y nos apetece practicar más ejercicio al aire libre. También nos apetecen alimentos más frescos y ligeros, por lo que la fruta empieza a ganar más protagonismo. Hay que aprovechar esta época del año, ya que se nos presenta un amplio abanico de coloridos y jugosos frutos que dan pie a combinaciones muy apetecibles. Ahora podemos aprovechar para preparar con estas frutas unos deliciosos smoothies pre o post entreno.

Recuerda que la recomendación general, y no solo para deportistas, siempre será optar por la pieza de fruta entera, ya que conserva intactos sus nutrientes y nos aporta mayor saciedad.

“Pero hay determinadas situaciones en las que puedes preferir tomarlas en otra versión. Ya sea por su digestibilidad o porque resulta más práctico en un momento dado. También porque nos apetece algo diferente”, aclara la especialista.

Unas ideas de smoothies veraniegos con fruta que pueden ser una muy buena opción para antes o después de practicar la actividad física habitual. O en cualquier otro momento en el que se quiera tomar algo refrescante y saludable. Además, son recetas sencillas y rápidas de hacer, y que  pueden ayudarnos cuando el tiempo apriete.

CÓMO HACER UN BUEN SMOOTHIE PRE ENTRENO

Antes de realizar una actividad física de cierta duración, son necesarios los hidratos de carbono para empezar el entrenamiento con las reservas de glucógeno adecuadas. El agotamiento de estas reservas provocaría fatiga, sudoración, dificultades para coordinar y concentrarse…etc. Es recomendable que los carbohidratos que escojamos en este momento sean de índice glucémico moderado. Así obtendremos un aporte de glucosa sea más constante, recomienda Molina.

Por lo tanto, la ingesta previa a un ejercicio de resistencia debe ser rica en hidratos de carbono (entre 1 y 4 g por kg de peso corporal). Y baja en grasas, ya que tienen una digestión más prolongada.

Si podemos hacer esta comida entre 3 y 6 horas antes, puede ser a partir de alimentos sólidos. Así tendremos el tiempo suficiente para completar la digestión y la absorción.

Pero esto no siempre es posible. Cuando no se puede comer con mucha antelación (por ejemplo, solo 1-2 horas antes), debemos aportar los nutrientes en forma líquida o semisólida. De esta forma facilitamos y agilizamos la digestión. Y aquí es donde entran en juego los smoothies. El primero que nos propone, es de papaya:

Bebida de arroz, papaya, frambuesa y copos de avena (60g HC):

  • 250 ml de bebida de arroz
  •  8 frambuesas y 100 g de papaya
  • Copos de avena (20 g, 2 cucharadas soperas)

CÓMO HACER UN SMOOTHIE POST ENTRENO

Después de un ejercicio intenso y prolongado, es clave realizar una buena recuperación. La haremos tan pronto como sea posible, preferiblemente dentro de la hora posterior. Y se debe realizar tanto del estado hídrico como de nutrientes, ya que es en este momento cuando se producen las adaptaciones al entrenamiento.

Esta ingesta post-ejercicio es una toma de especial importancia si el periodo entre sesiones es corto. Principalmente, hay que aportar hidratos de carbono (entre 1 y 1,2 g/kg de peso corporal) de índice glucémico elevado, ya que aquí lo que interesa es una absorción rápida de nutrientes. Y también proteína de alta calidad (0,1-0,2 g/kg de peso). A rasgos generales, la proporción carbohidratos/proteína más adecuada en deportes de resistencia es 4:1 o 3:1.

La nutricionista añade que “hay que tener en cuenta que, con el calor, muchas personas tienden a tener menos apetito. Además, nos encontramos muy frecuentemente con deportistas que tienen el estómago cerrado al finalizar un ejercicio intenso. Un batido es una buena manera de asegurar los nutrientes necesarios en un volumen reducido”.

Para ello nos propone este refrescante batido:

Smoothie de queso batido desnatado, sandía, plátano y cereales de maíz (62g de hidratos de carbono y 20g de proteína):

  • 250 ml de queso batido 0%. Optando por la versión 0% facilitamos la digestión.
  • 1 rodaja de sandía y 1 plátano: Puedes tener la fruta congelada a trozos para hacer este batido más refrescante.
  • Cereales de maíz (30g).

Smoothie refrescante

Además se ofrece tres ideas más de smoothies para cuando nos apetezca algo fresco. Se pueden personalizar al gusto, intercambiando frutas, incluyendo vegetales, cereales, frutos secos, semillas…
– 1 yogur, zumo de limón, 3-4 higos y unas hojas de menta.
– 200 ml de leche, 1 rodaja de melón, 4 nueces, y una pizca de canela
– Agua de coco, 2 rodajas de piña y 1 cucharada sopera de semillas de chía

Según un antiguo proverbio chino, a uno se le presentan 7 necesidades diarias: el fuego, el arroz, el aceite, la sal, la soja, el vinagre y el té. Así que como ves, el té es indispensable para los chinos.

Mujer bebiendo taza de té

El té blanco y el verde contienen catequinas (flavonoides), que son responsables de los siguientes beneficios para la salud:

  • combate los radicales libres
  • es antiiflamatorio
  • es antimicrobios y antimutagénico
  • combate la obesidad

En la mayoría de tipos de té, la mayoría de ingredientes poderosos se encuentran en las hojas frescas del té. En el caso del negro, sin embargo, aproximadamente el 80% de las catequinas se oxidan cuando se procesan las hojas. Una taza de té recién hecha está deliciosa, es relajante y buena para la salud.

7 RAZONES POR LAS QUE EL TÉ ES TAN BENEFICIOSO

1. MEJORA EL ESTADO DE ÁNIMO

Algunos estudios han probado que la gente que bebe té verde de forma regular tiene menos probabilidades de sufrir depresión.

2. ACTIVA EL METABOLISMO (Y POR TANTO AYUDA A LA PÉRDIDA DE PESO)

En parte por su efecto estimulante en el metabolismo y por la reducción de grasa almacenada, beber té verde contribuye a la pérdida de peso. Una publicación del Journal of Obesity halló que el consumo regular de té verde o suplementos de catequina ayudan a la pérdida de peso.

3. REDUCE LOS NIVELES DE COLESTEROL

Un estudio del American Journal of Clinical Nutrition probó que el té verde puede reducir significativamente los niveles de colesterol “malo”.

Taza de té

4. ESTIMULA LAS FUNCIONES RENALES

El té verde mejora las funciones renales, de especial interés para quienes padecen diabetes.

5. BENEFICIA A LA PRESIÓN SANGUÍNEA

Según un estudio del European Journal of Nutritionel té verde y las catequinas que contiene tienen un efecto positivo en la presión sanguínea gracias a sus propiedades contra la hipertensión.

6. AYUDA A LA DIGESTIÓN

Científicos asiáticos descubrieron que el té verde tiene efectos prebióticos en el cuerpo, por lo que ayuda al intestino.

7. REDUCE LOS NIVELES DE AZÚCAR EN SANGRE

Un experimento llevado a cabo con ratones confirmó que el té verde puede reducir (a la mitad) los picos de azúcar en sangre que a veces acompañan a las comidas ricas en carbohidratos. ¿Y cuánto té hay tomar para ver este efecto? En humanos, aproximadamente 2 tazas.

Frau versucht sich zwischen Burger und Salat zu entscheiden

Todos conocemos este antojo que viene a veces por las cosas dulces… ¡Necesitamos llevarnos algo dulce a la boca y lo necesitamos ya! Estos ataques llegan cuando menos te lo esperas o justo cuando no te queda chocolate en la despensa. Pero hoy te traemos un plan de emergencia para que estés preparado en el futuro:

Young man eating spaghetti bolognese.

1. TENSA EL CUERPO CUANDO SE TE ABRA EL APETITO

Tensa el puño izquierdo y el bíceps. Así fuerzas al cerebro a tomar decisiones racionales y le ayudas a abstenerte de los dulces.

2. TOMA EL SOL

Un apetito insaciable puede ser fruto de falta de serotonina. Te pones de mal humor y tiendes a ir a por dulces. La luz del sol te levanta el ánimo y minimiza el riesgo de comer demasiado.

3. DESAYUNA Y EVITA LOS ANTOJOS

Cuando desayunas el cuerpo libera hormonas que regulan el apetito durante el resto del día.

Two people eating breakfast

4. SÁCIATE TOMANDO UN TÉ

Un té caliente y sin azúcar puede calmar el estómago y calmar las ganas de dulces en un santiamén.

5. NO DEJES DE COMER ANTES DE DÍAS FESTIVOS O CON MUCHA COMIDA

Si haces esto aumentarás los antojos y los ataques de apetito. Así será inevitable que te lances a por algo.

6. ¡MEDITA!

Te ayuda a regular el estrés, lo cual es a menudo la causa de esos ataques de hambre.

A woman sitting next to an open window with her eyes closed

7. ENFRÍA EL PALADAR

Una sensación de frío en la boca te puede ayudar a calmar los antojos. ¿Sientes que ya te viene un ataque? ¡Pues ve a por un cubito de hielo!

8. LIBÉRATE DEL DESEO CON VITAMINAS

En lugar de ir a por chocolate u otros dulces cómete un puñado de frutas secas. De esta forma el cuerpo podrá recibir tanto el azúcar que te está pidiendo como valiosas vitaminas y minerales.

9. NO TE SALTES COMIDAS

Intenta comer de forma regular, incluso si te resulta estresante encontrar un hueco. De esta forma es menos probable que tengas antojos que te cojan por sorpresa.

10. BEBE

El café o el té verde pueden reducir el apetito y también activan el metabolismo.

A mug of coffee and coffee beans on a table

11. LÁVATE LOS DIENTES

Cuando tengas antojos ve inmediatamente a lavarte los dientes. El cerebro recibirá la señal de que se ha acabado la hora de comer. Incluso cuando te entre la tentación, no sabrá tan bien después del sabor del dentífrico.

12. ELEVA EL CONSUMO DE AMINOÁCIDOS

El apetito por alimentos dulces puede ser un indicador de una deficiencia de algunos aminoácidos, como el triptófano. Prueba a comer queso, pavo, boniatos o espinacas ya que te aportarán este aminoácido y minimizarás el apetito crónico.

13. POSPÓN EL MOMENTO

Cuando sientas un antojo pon una alarma de 10 minutos y distráete inmediatamente. Prueba a cantar, a bailar, a ducharte… Cualquier cosa. Cuando la alarma suene ya no lo sentirás. Prometido.

14. ¡SÉ MÁS LISTO QUE EL HAMBRE!

Engaña al cerebro y presiona el dedo en el punto entre la nariz y el labio superior durante un minuto. Esta ligera presión le dice al cerebro que abandone el antojo.

¿Qué métodos contra los antojos sigues tú? Cuéntanoslo en los comentarios.

Según los resultados del estudio de ANIBES

dieta proteínas

Una investigación realizada por la empresa ANIBES demuestra que la población española consume una dieta con excesivas proteínas e hidratos de carbono, especialmente entre los más jóvenes.

La investigación ‘Distribución de macronutrientes y fuentes alimentarias en la población española’, realizada por ANIBES,  ha tenido como objetivo principal conocer la distribución en la dieta española de los diferentes macronutrientes, así como de las principales fuentes de alimentos y bebidas que contribuyen al consumo de hidratos de carbono (entre los que se incluyen los azúcares libres), lípidos (entre los que se engloban los ácidos grasos saturados, los ácidos grasos poliinsaturados, los ácidos grasos monoinsaturados y el colesterol), proteínas, fibra y alcohol según sexo y edad.

DEMASIADAS PROTEÍNAS

El estudio indica que la ingesta de proteínas en nuestra dieta se encuentra muy por encima de los límites recomendados, que están fijados en el 15% de la energía total. El grupo de alimentos carnes y derivados, con un 33,14%, es la principal fuente alimentaria de este macronutriente entre la población participante en el estudio, seguido del grupo de cereales y derivados (17,38%) y el de la leche y productos lácteos (17,17%).

Por su parte, y en relación a los hidratos de carbono, el mayor consumo total de hidratos de carbono se ha podido ver en los grupos de edad más jóvenes, en comparación con los más mayores, y más en hombres que en mujeres. En este caso, el grupo de cereales y derivados, con un 48,97% constituye la principal fuente alimentaria de la muestra, seguido de la leche y productos lácteos (9,90%) y las bebidas sin alcohol (8,36%).

AZÚCARES, FIBRA Y LÍPIDOS

La leche y los productos lácteos, que incluye los subgrupos de leches, quesos, yogur y leches fermentadas y otros productos lácteos, son el grupo de alimentos y bebidas que más contribuye a la ingesta de azúcares, seguido de grupo de bebidas sin alcohol (que incluye los subgrupos de zumos y néctares, refrescos con azúcar, café y otras infusiones, bebidas para deportistas, bebidas energéticas, refrescos sin azúcar, agua y otras bebidas sin alcohol), el de frutas, el de azúcares y dulces y el de cereales y derivados. Es importante que cada grupo se analice por subgrupos de forma diferenciada, por el distinto tipo de azúcares que aportan.

En lo que se refiere a la fibra como macronutriente, el grupo de cereales y derivados ha sido la principal fuente alimentaria, seguido del de verduras y hortalizas y el de frutas. Los valores de ingesta de este macronutriente fueron más altos en los adultos de mayor edad que en las poblaciones más jóvenes.

En lo que respecta a los lípidos, los más jóvenes consumen una mayor cantidad que los adultos más mayores, y los hombres más que las mujeres. El grupo de aceites y grasas es la principal fuente de este macronutriente, seguido por las carnes y derivados y la leche y los productos lácteos.

Fuente: http://www.cmdsport.com/fitness/actualidad-fitness/demasiadas-proteinas-dieta-espanola/ 

Es muy normal que cuando uno entrena y llega la hora de hacer la compra, todo loq ue ponemos en la cinta de la caja es sano, verde, saludable… supervitaminado y mineralizado… Todo con tal de regalarle al organismo un chute extra de vitaminas y minerales de los cuales pensamos sacar el mayor partido.

Hasta aquí todo es perfecto, si no pasáramos por alto el hecho de que la forma en que los cocinamos influye en los nutrientes que tan exquisitos vegetales van a aportarnos. Es algo que tenemos que aprender. Cocinarlos de manera correcta hará que nos aporten todo lo que necesitamos.

Al vapor.

No hay nada más sano! hervir los alimentos hace que las vitaminas y los minerales pasen al agua de cocción, en cambio, cocinar al vapor minimiza esta pérdida ya que no existe contacto entre el agua y el alimento. No se aporta grasa a la preparación, ya que para el vapor solo se necesita agua, siempre será más saludable añadir después algo de aceite de oliva crudo para el aliño. Mantiene el sabor de los alimentos y conserva su textura natural. Ahorra tiempo y energía, ya que al cocinar en varios niveles, puedes cocinar varios alimentos a la vez.

Escaldado.

Algunas verduras, como las de hoja, resultan más sabrosas y vistosas si se escaldan. El escaldado es un tipo de cocción que consiste en sumergir el alimento en agua caliente durante unos minutos y pasarlas a un recipiente con agua fría y hielo para que se enfríen rápidamente. También se usa para aportar atractivo a los platos, es increíble como potencia el verde de las hojas esta técnica de cocción. Es recomendable también para congelar verdura, si las escaldas antes de congelar, la pérdida de nutrientes será menor.

Truco para no perder nutrientes! Remojar las legumbres antes de cocerlas y lavar las verduras enteras, no cortadas. La fruta, mejor con piel y las hojas más verdes, las de fuera que todos tiramos, son las más nutritivas.

Con esto no queremos decir que todas las verduras que comáis deban ser al vapor o escaladas, sino que pretendemos aportaros otros modos de cocción para que vuestro menú sea variado y esté lleno de sabor y nutrientes.

Hace unas semanas os hablábamos de los Mason Jars… pero si no sabéis como llenarlos de todo tipo de cosas ricas, es como si no os lo hubiéramos contado.

Así que para los que no saben que llevar para comer a media mañana en el trabajo o para los que se tienen que quedar a comer y no quieren pasarse, tenemos recetas, fáciles sobre todo, que os van a gustar:

1. Fruta, yogurt y granola. si vas con prisa, esto va a encantarte. Aparte que te darás un capricho sin pecar a media mañana o a media tarde en el trabajo. Es muy sencilla: pon un poco de yogurt, granola al gusto y fresas, plátano o la frura que te apetezca! Ve intercalando hasta llenar el Mason Jar.

2. Pasta. Cocemos la pasta, a ser posible ecológica, añade hierbas aromáticas  y combina con aceitunas negras, maíz, zanahoria rallada, tomate a daditos, queso de cabra a dados… todo lo que se te ocurra.

3. Ensalada. Corta la lechuga con tus manos y, nuevamente en capas, coloca algunas hojas en el frasco, tomate cherry, germen de trigo, calabaza en dados, brócoli, vinagre balsámico y nueces. También puedes acompañar tu ensalada con crutones, pero llévalos en una bolsa aparte para evitar que se hagan aguados con el vinagre.